sábado, 20 de diciembre de 2014

EN MEMORIA DE CINCO MAGNICIDIOS

EN MEMORIA DE CINCO MAGNICIDIOS


Hasta el del Almirante Carrero Blanco, habían sido cuatro los Presidentes de Gobierno asesinados en España:
1.       D. Juan Prim y Prats (30/12/1870)
2.       D Antonio Cánovas del Castillo (8/8/1897)
3.       D. José Canalejas y Méndez (12/11/1912)
4.       D. Eduardo Dato e Iradier (8/3/1921)
D Luis Carrero Blanco (20/12/1973) hizo el quinto.
¿Hay nación que presente tanto magnicidio en un lapso de apenas un siglo?
Si hacemos un repaso de las fechas, vemos que se corresponden siempre con momentos críticos de nuestra reciente Historia:
·         D. Juan Prim, liberal, asesinado el 30 de diciembre de 1870, es principal valedor de la entronización en España de una nueva dinastía que no estuviera afectada de los vicios de la hasta entonces reinante, la de los Saboya, diciembre de 1870. Su muerte, antes de llegar el nuevo rey a Madrid, es un claro aviso de que no se acepta esa entronización por los más afectados por el cambio dinástico. El principal sospechoso como inductor de su asesinato mediante apuñalamiento y estrangulamiento, como recientemente se acaba de concluir en u estudio criminalístico de la Universidad Camilo José Cela, dirigido por el investigador D. Francisco Pérez Abellán. Tras ella y ante la inseguridad e inestabilidad de nuestros dirigentes políticos se implanta la I República Española, que ensayó diferentes formas de República: unitaria, asamblearia, federal…, derivando en cantonal, con guerras civiles entre los diferentes cantones, de entre los que destaca el de Cartagena, por ser importante base de nuestra Flota, que se sumó a ese cantonalismo.
·         D. Antonio Cánovas, conservador, es asesinado el 8 de agosto de 1897, mientras “tomaba las aguas” en el Balneario de Cestona, en Mondragón, por un dizque anarquista italiano, Angiolillo. A su muerte, Sagasta, con el que se había estado turnando en el Gobierno merced a los pactos entre ambos y la Corona, liquida el resto de nuestra presencia extrapeninsular en América y Asia, en una guerra fundamentalmente naval, en la que a la Flota se le impidió utilizar el submarino, ya construido su primer prototipo y probada su eficacia. Crisis profunda de 1898.
·         D. José Canalejas, liberal, que se enfrento al establecimiento del servicio militar obligatorio y a la supresión del ipuesto de consumos,  mejoró la legislación social e intentó resolver la cuestión catalana con un proyecto de Mancomunidad preparado con la colaboración de Enric Prat de la Riba. En materia de orden público, hubo de emplear la fuerza para reprimir el intento de sublevación republicana de 1911 (motín en la fragata Numancia y sucesos de Cullera) y la huelga ferroviaria de 1912. Ordenó la ocupación de Larache, Arcila y Alcazarquivir en respuesta a la ocupación francesa de Fez. Las negociaciones que inició con los franceses conducirían, poco después de su muerte, al establecimiento de un protectorado conjunto en Marruecos. Las campañas de África, nos van a llevar al Desastre de Annual.
·         D. Eduardo Dato, conservador, es asesinado por más de 20 disparos el 8 de marzo de 1921 en un atentado llevado a cabo por los militantes anarquistas Pedro Mateu Cusidó, Luis Nicolau Fort y Ramón Casanellas Lluch desde un sidecar en marcha en la Puerta de Alcalá de Madrid. La situación en España es crítica igualmente; bate recordadla inseguridad, el pistolerismo, tanto anarquista como patronal en Cataluña. El Desastre de Annual cierra ese ciclo, que daría paso dos años más tarde a la Dictadura de D. Miguel Primo de Rivera, tratando de recomponer lo que se estaba desmoronando por la corrupción de los viejos partidos del turno. Supuso este período un respiro de paz interior y exterior, dedicado a la construcción de la nueva España: obras públicas como carreteras, ferrocarriles, pantanos, escuelas, universidades, recintos deportivos, regadíos, etc. A este período sucede la malhadada II República, instaurada mediante tres Golpes de Estado, los dos primeros mediante las armas, fallidos, y un tercero mediante la manipulación de las urnas y de la propaganda, unidos al desafecto de la población, favorecieron una II República sectaria, antidemocrática, genocida, que finaliza en una guerra civil entre los partidarios de la sovietización de España y los defensores de una España con identidad propia acuñada a lo largo de los siglos; con dos guerras civiles además entre los primeros por el contra de lo que quedaba de esa nefasta república, que hoy pretenden mostrarnos como idílica, paradisíaca, donde reinaban la democracia y la libertad, que era justo lo que se echaba de menos. Las vueltas que da la vida, Zapatero. A estas alturas pretendiendo vendernos el muladar como paraíso. ¡¡Amosanda!!
·         D. Luis Carrero, militar, leal servidor a España bajo el mandato del General Franco que lo había elevado a Presidente del Gobierno, tras las reformas introducidas desde 1968 por la Ley Orgánica del Estado, último instrumento constitucional de la constitución dispersa qcon importantes aperturas a la normalización política, que regía España desde abril de 1939, es brutalmente asesinado, junto a su escolta y su conductor oficial un 20 de diciembre de 1973, tras concienzuda preparación de su secuestro que no asesinato y a escasos ochenta metros de la Embajada de Estados Unidos, que como veremos algo tiene que decir en la join venture USA-ETA.
Sobre su asesinato se han vertido ríos de tinta, se han hecho ficciones cinematográficas bastante verosímiles, en las que se ve cómo hay interés en que España no llegue a desarrollar armamento nuclear e incorporarse al grupo de las naciones poderosas. D. Luis tenía esa pretensión, hacer de España una nación fuerte, reconocida como tal en el concierto de las naciones occidentales. El interés de Estados Unidos era sencillamente otro bien diferente, y así vino a dejárselo meridianamente claro el entones Secretario de Estado, Henry Kissinger, con quien mantuvo una entrevista bastante larga en su despacho de la Presidencia del Gobierno, el día anterior al del brutal atentado que le costó la vida a él y el prestigio a España. Para empezar, la bochornosa y vergonzosa retirada de la provincia del Sahara, que por el entonces Jefe de Estado accidental, D. Juan Carlos de Borbón, Príncipe de España y sucesor a título de Rey del General Franco, se entregó al Emir-Rey de Marruecos, Hassan II. Seguimos por la elaboración de una Carta Constitucional Otorgada SIN PROCESO CONSTITUYENTE, y con un Golpe de Estado, el del 23 de febrero de 1981, para asegurar el régimen.
Para avanzar en esa pérdida de prestigio e importancia internacionales, que era uno de los objetivos del gobierno de José María Aznar, se confabularon no sabemos aún quiénes, para ejecutar otro Golpe de Estado mediante múltiple atentado terrorista el 11 de marzo de 2004. Ya se cumplieron 10 años y…
SEGIMOS QUERIENDO SABER LA VERDAD SOBRE EL 11-M
TODA LA VERDAD, POR CRUEL QUE RESULTE.
Desde ese 20 de Diciembre de 1970, por tanto, TODO ES 11-M

REQUIEM ÆTERNAM DONA EIS DOMINE ET LUX PERPETUA LUCEAT EIS.

PATER NOSTER...


REQUISCANT IN PACE.



AMEN.

1 comentario:

  1. Nuevo aniversario del último magnicidio, de los que está cuajada la Historia de España, desde finales del siglo XIX.

    ResponderEliminar